Victoria, Canadá: el mejor sitio para ver orcas

Autor:

23 Jul , 2018  

Victoria, Canadá es la capital de la Columbia Británica. Es una hermosa ciudad en la costa oeste que combina perfecto su estilo victoriano con el típico canadiense. Está a 115 kilómetros de Vancouver y para llegar hasta allá se debe de ir por tierra y por agua en un trayecto que enamora; o bien, en un vuelo corto. Además de sus castillos, jardines y construcciones que hacen honor a su nombre, también es uno de los mejores sitios para ver orcas.

Victoria se debe disfrutar a paso lento, al ritmo de los locales, que van a pie o en bicicleta, que toman el sol en los jardines y beben un coctel por las tardes en alguno de los tantos pubs o bares en el centro de esta pequeña pero importante localidad.

Foto de: Canadian Tourism Commission – Toshi Kawano / Insight-Photography.com

Ahí, se debe visitar el Castillo de Craigdarroch, Butchart Gardens, el Parlamento de la Columbia Británica, Chinatown, Hatley Castle y varios museos y mercados. Pero una de las atracciones estrella de Victoria es el avistamiento de orcas, que se puede hacer todo el año, pero durante el verano es 100 % seguro que los viajeros las verán. Además, el recorrido es verdaderamente fascinante, entre paisajes increíbles, vientos fríos (aún en verano), aves y alguno que otro animal marino que se asoma.

Los recorridos para ver orcas parten desde Victoria’s Fisherman’s Wharf, un lugar que vale la pena explorar porque ahí hay algunas galerías y sitios para comer, además de las compañías de tours. Toma tu tiempo, pasea y luego degusta un rico fish & chips, por ejemplo. Compra, visita la pequeña calle con casitas flotantes y coloridas y después ve hasta el punto de reunión para la salida a la embarcación que te llevará a ver esos fascinantes delfines con pinta de ballenas.

Foto de: Tourism Victoria – Greg Eymundson / Insight-Photography.com

Es recomendable llevar ropa muy abrigadora y si no la tienes, no te preocupes porque en el barco hay de todo para proteger a los paseantes del frío: chamarras, pantalones, gorros y guantes.

Antes de subir al barco, se debe asistir a una breve charla con información de seguridad, de la región y sobre la fauna que ahí habita. Luego, el recorrido hasta el mejor punto para ver las orcas toma poco más de una hora. En el camino ponte atento, porque podrás ver delfines, aves, faros e increíbles paisajes.

El viento es helado, el agua salpica y la emoción de vez en cuando nos juega chueco, pensamos ver ballenas en cualquier ola que se levanta, pero en realidad el mar donde finalmente están las orcas se encuentra en plena calma, carente de olas altas y las embarcaciones se detienen; entonces, los cetáceos blanco y negro  juguetean a lo lejos, adultos y crías… algunas se acercan y curiosas asoman su trompa hasta dejar ver la mitad de su cuerpo, entonces la emoción se hace sentir y los clicks de las cámaras no cesan. ¡Todo un espectáculo!

Foto de: Tourism Victoria – Alexia Foster

En el verano es posible ver grupos grandes de orcas, mientras que en otras temporadas la posibilidad de lograr el avistamiento se reduce considerablemente, logrando localizar un par de ellas o algunas más.

El tour concluye también en Victoria’s Fisherman’s Wharf y desde ahí puedes tomar un bote-taxi para regresar al centro de la ciudad, donde encontrarás una buena variedad de tiendas, galerías, restaurantes y sitios para visitar.

Victoria, Canadá es una de esas ciudades que se hace notar por su gente amable, su deliciosa comida, tranquilidad y clima agradable (no es extremo como en otros puntos de Canadá). Es uno de esos lugares que visitas una vez y al que deseas regresar por siempre.

Posts Relacionados

Verónica Marmolejo - Tips de Viajero
Turistóloga de profesión y blogger por afición. Abrí mi blog de viajes en 2009 con el único objetivo de compartir mis experiencias como viajera en familia. Hoy viajo, blogueo y sigo aportando información de nuestras andanazas. No soy "experta viajera", soy una mujer, amiga, hija, esposa y madre mexicana que viaja como muchos, como tantos; con la diferencia de que quizás he recorrido más camino que otros y eso me permite brindar consejos a través de blogs y redes sociales. Me gusta el cine, las series inglesas, leer, caminar y prefiero las alturas que las profundidades del mar. Catadora de postres, amo la comida mexicana, el café, el chocolate, el vino, el tequila y el pan.

Canadá