Verano en Canadá: la experiencia de Tidal Bore Rafting

Autor:

27 Ago , 2018  

Canadá es un país que a menudo imaginamos completamente cubierto de nieve, tanto, que lo asociamos exclusivamente con actividades de invierno como hockey, esquí, patinaje sobre hielo y otros juegos en la nieve. Sin embargo, aunque viajar a Canadá en los últimos meses del año es una excelente opción para conocer un blanco y espectacular invierno, viajar a Canadá en verano es una experiencia totalmente diferente que permite disfrutar de gran variedad de actividades al aire libre. De hecho, he de confesar, que yo quedé perdidamente enamorado de su look veraniego.

Canadá en verano ofrece muchas actividades al aire libre

Durante el verano, la vasta vegetación y asombrosa geografía de Canadá se lucen en su mayor esplendor. El pasto no puede ser más verde, el agua de los mares y ríos resplandece, el sol calienta y la brisa refresca. Todos se olvidan de las infinitas capas de abrigos y disfrutan de cálidas mañanas y coloridos atardeceres. Los paisajes cubiertos por la nieve se destapan, revelando todos los colores de esa tierra.

Durante el verano en Canadá se puede navegar sus lagos

Además de un clima mucho más agradable, el verano en Canadá ofrece aún más posibilidades de sitios por visitar y actividades por realizar. Con las aguas descongeladas, los lagos, ríos, y playas se llenan de visitantes. Todos quieren hacer aquello que solo esta estación les permite: nadar, pescar, acampar, subirse a un kayak o simplemente relajarse bajo los rayos del sol. Aunque en el verano no solo hay actividades relajantes, también hay experiencias para los amantes de la adrenalina.

Halifax en Nueva Escocia

A tan solo una hora de Halifax, Nueva Escocia, puedes encontrar una de las experiencias más emocionantes del turismo de aventura en Canadá: Tidal Bore Rafting en el río Shubenacadie. No hay mejor manera de experimentar la naturaleza de este país: hermosa, impetuosa, salvaje. Aunque es un tour recomendado para todas las edades, he de advertirles: es obligatorio sacudirse, y empaparse, es completamente inevitable.

La actividad consiste en sortear las salvajes olas que suben en contra de la corriente del río, montado en una balsa inflable.  El tour comienza relativamente relajado y al principio la mayor emoción es subir a la balsa sin caerse. El guía maneja sobre las mansas aguas del río mientras explica sobre la fauna de la zona y la corriente del río. Después se estaciona en un gran islote de arena y deja que los turistas la recorran y tomen fotografías. Mientras tanto, todos esperan a que la marea suba.

Pronto llega el momento de volver a las balsas y atacar las olas. Aquí termina la parte relajante de la experiencia, ya que comienzan varios minutos de subir, bajar, brincar, sacudirse, mojarse, y hasta caerse de la balsa. Pero no tengan miedo, pasa muy seguido. Eso sí, el agua está bastante fría.

Una vez que bajan las olas y que los turistas se encuentran apropiadamente empapados el guía los lleva a los bancos del río, donde pueden jugar en las resbaladillas de lodo. Esta es una parte de la actividad que me gustó particularmente, ya que en este punto ya todos habíamos perdido el glamour completamente. Más vale entrar de lleno a la experiencia, porque aunque extrema es muy divertida.

Esta es solo una de las muchas actividades que se pueden realizar en Canadá durante el verano. Esta hermosa tierra refleja marcadamente el cambio de las estaciones, por lo que en cada una ofrece paisajes únicos e increíbles. Visita en cualquier época del año a Canadá, una tierra magnifica, poblada por gente increíble y lugares espectaculares.

Posts Relacionados

José Julián
Soy estudiante de Comunicación y Artes Audiovisuales y represento al Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente en el equipo de Rugby. Mis pasiones son el deporte, el cine y viajar. Amo conocer lugares distintos a mi entorno porque me enseña que soy una pequeña parte de un mundo inmenso, repleto de lugares, culturas y personas dignas de admirarse. Eso me inspira a amarlo y protegerlo.

Canadá