La Época Dorada de la Piratería en las Costas de México

Autor:

28 Ago , 2015  

Leyendas de los piratas del Caribe han cautivado la imaginación de numerosas generaciones con sus relatos de tesoros escondidos en islas remotas. Aunque esta imagen un poco estereotipada del pirata es producto de la influencia de las películas, en la vida real fueron hombres de profundos contrastes, ya que eran exploradores valientes y aventureros en busca de fortuna, pero al mismo tiempo eran crueles y despiadados, capaces de los actos más atroces y sanguinarios, a los que se les atribuyen numerosos ataques tanto a barcos en alta mar, como a poblados costeños.

Época Dorada de la Piratería

– Época Dorada de la Piratería –

La época dorada de la piratería duró del siglo XVI al XVIII, durante los tres siglos del dominio español en América. Como es sabido ya, España se dedicó a explotar los recursos naturales y minerales de lo que hoy es México, las islas del Caribe, Centro y Sudamérica, mismos que eran llevados a Europa a través de una conocida ruta marítima llamada la Ruta de Indias. Los barcos partían desde el Puerto de Veracruz y Cartagena de Indias y cruzaban el Océano Atlántico hasta España, haciendo escala en las islas del Caribe. Esto dio lugar a una clase de marineros bandidos llamados filibusteros, bucaneros, corsarios y piratas, que robaban y saqueaban valiosos cargamentos de oro y otras mercancías procedentes del Nuevo Mundo. La abundancia de islas en esta región representaba una oportunidad ideal para refugiarse y dedicarse a la piratería.

Te puede interesar: Bacalar, los Inolvidables Colores del Sur Quintanarroense.

Galeón Español

– Galeón Español –

En aquel entonces, España contaba con la marina más grande del mundo, situación que le valió mucha rivalidad con los demás países europeos y propició la actividad corsaria auspiciada por las monarquías de Inglaterra, Holanda y Francia principalmente. Los corsarios eran marineros particulares que obtenían permisos para capturar barcos enemigos y confiscar sus cargamentos, mientras que los piratas, bucaneros o filibusteros, podían atacar cualquier barco sin tener que rendir cuentas a nadie.

Pirata John Hawkins

– Pirata John Hawkins –

En Inglaterra existen monumentos a algunos corsarios, considerados héroes nacionales. El más famoso del siglo XVI fue sin duda, Francis Drake, honrado por su reina en agradecimiento a los servicios prestados y elevado al rango de sir. Era sobrino de otro pirata también ennoblecido por la reina, Sir John Hawkins, con quien asaltó Veracruz en 1568, cuando aún carecía de fortificaciones.

Lee también: Campeche, un Viaje para Enamorarte.

Puerto de Veracruz - Piratería en México

– Puerto de Veracruz –

Durante el tiempo que duró el dominio de España en México, el Puerto de Veracruz fue escenario de diversos ataques de piratas. Para repeler los ataques, la ciudad fue amurallada y se construyeron una serie de fuertes y baluartes, destacándose el Fuerte de San Juan de Ulúa, terminado en 1590. Hoy en día forma parte de las atracciones del Puerto de Veracruz y alberga un museo que vale la pena visitar.

Piratas Atancando a la Marina Española

Por otra parte, los bucaneros o filibusteros se dedicaron a sembrar el terror y la desolación a lo largo de las costas del Golfo de México y el Mar Caribe. Veracruz, Campeche, Tabasco y más tarde, Bacalar en Quintana Roo, fueron víctimas de constantes saqueos, asaltos y asesinatos hasta el siglo XVIII. En 1652, Bacalar fue arrasada por el cubano Diego “El Mulato”, razón por la cual se erigió el Fuerte de San Felipe de Bacalar a orillas de la laguna. Actualmente este fuerte alberga un museo muy interesante donde se puede aprender sobre este periodo tan apasionante y enigmático de nuestra historia.

Te recomendamos: No te pierdas la Ceremonia del Cañonazo en La Habana.

Fuerte de San José El Alto

– Fuerte de San José El Alto –

Asimismo, la posición privilegiada de Campeche en el Golfo de México, lo convirtió en el principal puerto de la península de Yucatán y en un blanco perfecto para los ataques de piratas como Francis Drake, John Hawkins, Laurens de Graff “Lorenzillo”, Jean Lafitte y Henry Morgan, por lo que en 1651, de igual manera, se puso en marcha la construcción de una serie de fortificaciones y se aumentó la flota de guardacostas. Se erigió una muralla de 2,650 m de longitud que bordeaba la ciudad en forma de polígono, 6 frentes, 4 puertas y 8 baluartes, además de la construcción de los fuertes de San Miguel y San José El Alto en los alrededores de la ciudad.

Puerta del Mar en Campeche

– Puerta del Mar en Campeche –

Actualmente, el Centro Histórico de la Ciudad de Campeche es un reflejo del contexto de su pasado colonial con un alto nivel de conservación, integridad y homogeneidad en su arquitectura, por lo que fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad, además de ser un verdadero tesoro nacional.

Posts Relacionados

Janine Dávila Madrid
Soy originaria de México, D.F. y actualmente vivo en Quintana Roo. Escribo sobre viajes, turismo, gastronomía, cultura, vida salvaje, maravillas naturales y lugares escondidos para visitar.

México